Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

La alcaldesa ha señalado que la rebaja de la tensión es fruto del “esfuerzo de contención de todas las partes”

La alcaldesa de Barcelona afirma que es “el momento de intensificar” las conversaciones para resolver el conflicto.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado hoy que se ha “conseguido un poco de calma” en el barrio de Gràcia desde el pasado jueves, a pesar de los episodios del domingo, y es “el momento de intensificar el diálogo” para resolver el conflicto del Banco Expropiado.

En una entrevista en BTV, justo una semana después del desalojo del llamado Banc Expropiat y después de que la pasada noche una decena de personas hayan acampado ante el local, la alcaldesa ha insistido en la necesidad de “buscar mecanismos directos e indirectos”, aunque sea un conflicto entre privados, y que todas las partes hagan “los máximos esfuerzos para encontrar soluciones constructivas”, y se ha ofrecido a crear una mesa de diálogo.

La alcaldesa ha señalado que la rebaja de la tensión es fruto del “esfuerzo de contención de todas las partes”, que ha agradecido, y ha defendido la demanda de actuar con proporcionalidad que hizo a los Mossos con el argumento de que ella traslada “las demandas vecinales”.

Colau ha respondido al ministro del interior, Jorge Fernández Díaz, que ayer la acusó de generar desconfianza en los cuerpos policiales con esta demanda, y ha asegurado que la confianza es evidente, pero “esto no quita que en democracia es normal que la ciudadanía opine sobre las actuaciones policiales”.

Sobre la presencia del concejal de la CUP, Josep Garganté, en las protestas de ayer y su denuncia de haber sido agredido, Ada Colau ha asegurado que Garganté “tiene todo el derecho a ir a todas las manifestaciones que crea pertinentes y a denunciar si ha sufrido alguna agresión”.

La asociación de vecinos de Gràcia tilda de “insensata” la actuación policial

La Asociación de Vecinos de Gràcia ha tildado este lunes de “insensata” la actuación policial tras el desalojo del Banc Expropiat. Ha defendido que el local debería reabrirse porque los okupas hacían una buena labor y ha pedido a las administraciones que encuentren una solución dialogada.

En un comunicado, que también firma la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB), los vecinos creen que el desalojo del Banc Expropiat “es una muestra de cómo se ha resuelto la crisis financiera generada por la burbuja especulativa”.

El Banc Expropiat era un local de un banco “rescatado con dinero público -Cataluny Banc- y posteriormente vendido a un precio irrisorio al BBVA, que en lugar de pasar al sector público acaba en manos de un empresario privado que piensa iniciar un nuevo ciclo especulativo”, aseguran.

Según la asociación vecinal, el barrio de Gràcia “sufre una persistente presión especulativa que afecta a viviendas y comercios y que está ligada al proceso de gentrificación que vive el barrio”.

“Este inmueble nunca habría tenido que volver a manos privadas y las entidades del barrio tienen todo el derecho de reclamarlo para fines sociales”, defienden los vecinos.

Los vecinos también denuncian la actuación del anterior consistorio presidido por Xavier Trias porque, “en lugar de buscar una solución real al conflicto, se dedicó a pagar a escondidas un costoso alquiler del local para evitar un conflicto que podía afectar sus expectativas electorales”.

”El ayuntamiento de Trias no dudó en practicar recortes a las ayudas que recibían muchas entidades de la ciudad mientras dedicaba una cantidad injustificable a tapar un conflicto que podía afectar a sus intereses partidistas”, critican.

Por su parte, el Consell de la Joventut de Barcelona (CJB) y el ConsellNacional de la Joventut de Catalunya (CNJC) han mostrado su rechazo al desalojo del Banc Expropiat y han defendido su labor desarrollada en el barrio de Gràcia. “El Banc Expropiat cumplía una función social importante y reconocida” en el barrio de Gràcia “representado un punto de encuentro” que se había convertido en un “espacio autogestionado de transformación a través de la solidariad y el apoyo mutuo”, han afirmado en un comunicado.

Tanto la CJB como el CNJC han mostrado su “condena” a una actuación “desproporcionada” de los Mossos. También han denunciado la “actividad especulativa” en el barrio de Gràcia con la “consecuente gentrificación” y ha criticado a determinados medios de comunicación por su cobertura de los hechos.

Publicado en lavanguardia.com Barcelona 30/05/2016

You must be logged in to post a comment.