Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Barcelona inicia los trabajos del parque líneal de la avenida del Estatut

Mejora urbanística en el Carmel y la Clota
El distrito empezó a principios de mes a derribar el muro de la calle de Jerez, un acceso clave de la zona
Tras la construcción del gran depósito pluvial, Horta-Guinardó acomete las primeras obras del área verde
 

XABIER BARRENA
BARCELONA 

Horta-Guinardó es un distrito poco denso, en su conjunto. Ayuda, sin duda, esa comunicación directa y rápida entre lo que un día fueron el primer y el segundo cinturón, hoy Ronda del Mig y de Dalt, respectivamente, a través del túnel de la Rovira. Parece mentira que, hasta ahora, en ese gran espacio abierto que se erige entre la boca norte del túnel y la vía de circunvalación nadie hubiera caído en la cuenta de que esa área reclamaba, a gritos, un parque. Finalmente, y aunque sea de rebote, el parque se planificó y el pasado 3 de octubre empezaron los trabajos de urbanización del corredor de cuatro hectáreas que unirá Horta con el barrio-reducto de la Clota, uno de los pocos lugares de Barcelona donde se puede uno topar con patos en la calle.

 zoom El depósito de aguas pluviales ya construido y la zona donde se habilitará una zona verde, el viernes pasado. El depósito de aguas pluviales ya construido y la zona donde se habilitará una zona verde, el viernes pasado. RICARD CUGAT

De rebote, sí, porque la urbanización del parque obedece a una segunda fase de las obras que empezaron en enero del 2009 para la construcción de un depósito pluvial. Este depósito formaba parte de un ambicioso plan de contención de las aguas torrenciales -que desbordan la capacidad de una depuradora gracias a su gran caudal en breve tiempo- para dosificarlas y hacerlas llegar, paulatinamente, a la instalación.

 El depósito Carmel-Clota, situado entre las plazas del Estatut y Botticelli, retendrá las aguas pluviales de la parte alta de la riera de Horta y acabará con los problemas que se derivan de una insuficiente capacidad de evacuación en los alrededores de las calles de Tajo y Cartellà. Es este un depósito capaz de almacenar 75.000 metros cúbicos de agua en un recinto que mide 250 metros de longitud. 

 DEPÓSITO DE URGELL / Junto al depósito de Horta, en los últimos meses también ha finalizado la obra civil de otra instalación, el de Urgell (que se prevé acabado en junio). El coste conjunto es de 31 millones de euros. El depósito del Eixample se sitúa en la calle del Comte d’Urgell, bajo la calzada y parte de la acera del lado Llobregat de la vía, entre Mallorca y València. Su capacidad es de 16.000 metros cúbicos. 

 El depósito de Horta retendrá las aguas pluviales del Torrent Garrofers, Riera Marcel·lí, Riera Pedro Antonio de Alarcón i Llobregós, y, con su desagüe controlado hacia la depuradora del Besòs, evitarà inundaciones en la zona, especialmente en las calles del Tajo, de Cartellà y el paseo de Maragall. 

 El primer paso en la urbanización del parque lineal es el derribo, que se prolongará una semana más, del muro de la calle de Jerez para construir el que será el gran acceso a la xona verde para los vecinos de Horta. Algunos de los elementos, como restos de muro, pavimentos y rampas, y la zona de petanca han sido desmontados, según el ayuntamiento. El siguiente paso será permeabilizar la superficie del depósito pluvial y posteriormente empezar con los movimientos de tierra para generar el parque. A pesar de estar sobre una cubierta, la del depósito, el grosor de tierra que se creará permitirá la colocación de arbolado. 

 MEDIADOS DEL 2012 / Los plazos de ejecución, poco más o menos, se están cumpliendo. Si la previsión era iniciar la urbanización a mediados del 2011, para finalizar el parque en la primavera del año que viene, la celebración de las elecciones municipales del 22 de mayo interrumpió el proceso de adjudicación de los trabajos y el asunto no fue tratado por la comisión de gobierno hasta después de constituirse el nuevo gobierno, en julio.

A pesar del pronunciado desnivel, no en vano el área se halla ya en las proximidades de la ladera de Collserola, el parque se podrá recorrer longitudinalmente -gracias a un camino diseñado especialmente para ello- a pie entre las plazas del Estatut y Botticelli. El proyecto prevé unas rampas que tendrán, como máximo, un 7% de pendiente y 20 metros de longitud. En el sentido transversal, y para garantizar la permeabilidad entre Horta y la Clota, las conexiones se repartirán a lo largo del parque, en forma de escaleras y también rampas que dibujarán varios recorridos a través del parque. 

El nuevo pulmón se dividirá en cinco terrazas de entre 2.000 y 3.000 metros cuadrados cada una. En ellas habrá desde una pérgola fotovoltaica, que aparte de dar sombra estará dimensionada para que genere la misma electricidad que consuma el parque, hasta una gran plaza cívica, de pavimento continuo, con gradas y un escenario, así como un circuito deportivo para fomentar la práctica del ejercicio entre los vecinos. 

NUEVA VIALIDAD / Más allá del parque, las obras han afectado ya a la vialidad de la zona. Mientras que antes los dos sentidos de circulación entre el túnel y la Ronda de Dalt, rodeaban la zona verde -llamarle parque sería excesivo- aislándola de los vecinos, el pasado verano se juntaron en el lado Llobregat, rompiendo el carácter suburbano que tenían esas vías. Además, se han ampliado las aceras. 

Publicado en : El Periodico.com
17-10-2011

You must be logged in to post a comment.