Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Barcelona recupera el proyecto de cobrar a los turistas para visitar el parque Güell

Se cerraría el acceso a la zona monumental, que incluye la escalinata del dragón, y cobrar entrada a los no residentes en Barcelona

Barcelona. (EUROPA PRESS).- La concejal del distrito de Gràcia de Barcelona, Maite Fandos, ha explicado este viernes que el Gobierno municipal está estudiando limitar el acceso a la zona monumental del parque Güell y cobrar entrada a los turistas para favorecer a los vecinos y aumentar ingresos.

Se trata de una medida que ya estudió el anterior gobierno de la mano de la entonces teniente de alcalde de Medio Ambiente, Imma Mayol, y que el ahora alcalde, Xavier Trias, ha recuperado pese a que en campaña electoral rechazó restringir el acceso al parque. 

Una turista pujada a la sargantana del Parc Güell per fer-se una foto Mª Jéssica Herrera

En declaraciones a los medios, Fandos ha afirmado que la “voluntad política” del consistorio es regular el acceso al recinto para preservar la calidad de vida de los vecinos y obtener recursos económicos para mantenerlo. “Hay que hacer un ejercicio de responsabilidad porque el coste de mantenimiento es elevadísimo y no podemos ampliar presupuestos cada año”, ha asegurado, y ha opinado que el plan sería una buena opción para que los vecinos sigan haciendo vida normal en el parque.

Se quiere cerrar el acceso a la zona monumental, que incluye la escalinata del dragón, la sala Hipòstila y la plaza superior, y cobrar entrada a los no residentes en Barcelona, mientras que los vecinos no verían restringida su movilidad ya que podrían seguir utilizando todos los caminos interiores, han avanzado este viernes L’Independent de Gràcia y Ara. De momento, el avance del plan está pendiente de que la tenencia de Alcaldía de Hábitat Urbano dé luz verde a su viabilidad técnica, si bien Fandos ha asegurado que la comisión de trabajo mixta entre los distritos de Gràcia y Horta que se encarga del plan la ha valorado positivamente.

Según la también cuarta teniente de alcalde, estos cambios incluirían también una remodelación del plan de movilidad de autobuses por la zona, y tendría en cuenta el volumen de visitantes por horas al parque que permiten los requisitos de protección de patrimonio de la Unesco. Sobre la fórmula elegida para que los vecinos y residentes tengan acceso a la zona monumental sin pago, Fandos ha comentado que se contemplan diferentes opciones, como repartir descuentos o tarjetas personales.

Crítica vecinal
Pese a que Fandos afirma que la mesa vecinal valora positivamente la medida, el miembro de la coordinadora de entidades del parque, Salvador Barrau, ha considerado que por ahora la mesa se ha limitado a ser “informativa” y no participativa. En declaraciones a Europa Press, ha avisado de que falta que el Ayuntamiento concrete qué entiende por zona monumental, y de que la normativa europea no permite hacer diferencias entre ciudadanos europeos, con lo que “o pagan todos o no paga nadie”.

Con todo, ha rechazado la medida de hacer pagar a los turistas por entrar porque teme que la recaudación no beneficie sólo al parque Güell, y ha apostado por aplicar una tasa turística.

La Vanguardia.com
25-11-2011

You must be logged in to post a comment.