Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Levantada la alerta contra la polución en el área de Barcelona

Antonio Cerrillo 
Los expertos piden prorrogar las medidas dado que la contaminación es un problema estructural.
Los técnicos del Govern admite que tal vez “hubo exceso de celo” al activar el protocolo, pero justifican la decisión

El gobierno catalán ha desactivado a las 12 horas del lunes 12 de enero el protocolo de medidas contra la contaminación atmosférica en 40 municipios del área de Barcelona (en vigor desde le pasado viernes día 9), pese a que diversos expertos estiman que estas acciones se debían mantener de manera preventiva.

El gobierno ha levantado la alerta al comprobar que el viento ha mejorado la calidad del aire y desaparece el riesgo inmediato de una subida peligrosa de los niveles de polución. Sin embargo, varios expertos pedían mantener la alerta de manera preventiva.

Levantada la alerta contra la polución en el área de Barcelona

  • Vista de Barcelona con el cielo destapado

La gestión de la velocidad variable en las vías principales (con un máximo de 90 km/h), la mera recomendación al ciudadano para que no haga uso del coche privado y acciones de reducción de la contaminación industrial son las medidas más importantes que quedan derogadas.

La alerta se decretó en respuesta a una situación de altas presiones y una inversión térmica, que actúan como un tapón que impide la diseminación de los contaminantes en las capas altas de la atmósfera.

Sin embargo, la presencia de viento a lo largo del fin de semana ha hecho que la situación fuera mucho más favorable de lo que los técnicos habían previsto. La previsión de que se iban a registrar presiones muy altas, hasta niveles que no se habían dado desde hacía dos décadas, condujeron a que se aplicara el protocolo de acciones contra la polución.

No obstante, “tal vez hemos actuado con un exceso de celo, posiblemente”, agregan fuentes del Departament de Territori i Sostenibilitat. El uso de modelo para la predicción de la contaminación a escala local todavía require mucha investigación, argumentan las mismas fuentes.

Ha sorprendido, en este sentido, que en una situación de anticiclón tan extrema en toda Catalunya se diera este viento. Para justificar la alerta, los expertos del Goven alergan que “llevamos más de 15 días seguidos con niveles moderadamente altos y en situaciones como ésta es del todo necesario actuar con prevención”.

Niveles algo altos

Los niveles de polución en el área de Barcelona no son excesivos, y sólo se superan ligeramente los valores normales para esta época del año. La estaciones de control atmosférico han registrado esta madrugada de lunes valores máximos que no superan los 59 microgramos por m3 de dióxido de nitrógeno (en el Eixample), aunque la previsión es que a medida que avance la mañana estos valores irían subiendo.

En cualquier caso, están lejos de los máximos que conducen a decretar la alerta (200 microgramos por m3 de NO2). La previsión para mañana es que la calidad del aire será “aceptable” en el Eixample, Les Corts o Sant Gervas, mientras que en el resto de la ciudad sólo será satisfactoria, aunque en ningún punto será excelente.

Xavier Querol, experto de CSIC, estima que el gobierno catalán hizo bien en decretar la alerta el viernes, pese a que desde que se tomó esa medida las condiciones se han aliviado, puesto que una ligera brisa ha evitado niveles peligrosos de polución. “Me parece correcto lo que se ha hecho. Cuando hay dudas de si se va a superar el tope de los 200 microgramos por m3 de dióxido de nitrógeno en una hora, hay que actuar para proteger la salud”, dice Querol. El jueves se alcanzó el pico de los 180 micr/m3 de NO2, que aceleró el impulso de las medidas.

Querol es incluso partidario de que esas medidas de urgencia se mantengan de manera permanente de forma sistemática durante todos los meses en que existe un fuerte riesgo de anticiclón sobre la región de Barcelona.

“Ante el riesgo de que se superen los 200 microgramos por hora de NO2, que marca el listón para proteger la salud, hay que actuar”, recalca. Algo parecido opina Mark Nieuwenhuijsen, jefe de programa de contaminación del Centre de Investigació en Epidemiología Ambiental (Creal), “Debemos bajar la contaminación.

Sabemos los efectos que tiene sobre la salud, en las enfermedades cardiovasculares, respiratorias, en el cerebro y en el peso de los bebés”, dice este experto. Nieuwenhuijsen añade que “necesitamos cambiar esta situación, para que haya menos coches circulando, más coches limpios, usar más el transporte público, favorecer la bici y caminar”, añade para reclamar medidas preventivas de manera sistemática.

Protocolo vigente

El Gobierno catalán activó el viernes el plan de emergencia para combatir un nuevo episodio de contaminación en el área de Barcelona. Las medidas son las mismas que se han venido aplicando los últimos años. La decisión se mantuvo pese a que el mismo viernes las autoridades se vieron sorprendidas con una inesperada brisa que redujo los niveles de contaminación hasta valores prácticamente normales. El Govern intenta combatir la polución con medidas ya conocidas, y que diversos sectores juzgan insuficientes, pues no han sido capaces de solucionar el problema estructural: los cíclicos episodios de contaminación en Barcelona.

El fin de semana

Sin embargo, los valores registrados han estado muy lejos de la situación en Madrid, en donde sólo en la primera semana del año se han registrado más de 18 superaciones horarias por encima de 200 microgramos por m 3 de NO 2 (el tope que permite la UE para todo un año). El fin de semana los niveles de polución no eran preocupantes, pero se mantenían las condiciones meteorológicas latentes adversas (anticiclón e inversión térmica). El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, pidió el viernes a los vecinos que tengan paciencia, y se alegró de que el episodio de polución hubiera empezado un lunes y no un viernes, “porque ahora es más fácil seguir las recomendaciones en fin de semana”.

También pidió a las personas con problemas de respiración que limiten el ejercicio físico al aire libre, algo que también ha hecho el conseller de Salut de la Generalitat, Boi Ruiz. Los ecologistas no lo ven igual. “De nuevo dependemos del viento o de la lluvia. Las medidas no atacan el problema en su raíz”, se lamentó María García, portavoz de Ecologistas en Acción.

Xavier Querol juzgó “adecuado” que se declare la alerta de forma preventiva para evitar males mayores en los próximos días. Pero estimó que las medidas adoptadas son sólo una respuesta “coyuntural” y no estructural.

Este experto apoya la creación de zonas urbanas de bajas emisiones, en donde se restringiría el uso de los coches más contaminantes y la instauración del sistema de etiquetado de los vehículos (adhesivos con diferentes colores según su nivel de contaminación) para diferenciarlos, con la finalidad igualmente de vetar el paso a los más contaminantes en el centro urbano, así como otras fórmulas para incentivar el transporte público.

Querol estima que si se aplican estas medidas, en el momento en que haya malas condiciones atmosféricas (anticiclón, inversión térmica y poca brisa) se estará en mejores condiciones para evitar un episodio de polución.

No hay nuevas medidas

El protocolo que ha entrado en vigor en el área de Barcelona estos días no ha incluido, sin embargo, otras acciones más decididas (anunciadas en el nuevo plan de calidad de aire). En este sentido, para los casos de emergencia, se había acordado reducir un 50% el precio del transporte público en el área de Barcelona y encarecer un 25% los peajes y los aparcamientos municipales con objeto de desincentivar el uso del vehículo privado. Pero estas medidas no se han aplicado por motivos técnicos y se demoran hasta el 2016.

María García, de Ecologistas en Acción, juzgó el viernes que “no hay justificación para que no se apliquen de forma inmediata las nuevas medidas para combatir al contaminación”. “No hay voluntad política. Las invocaciones voluntaristas no sirven. Han tenido tiempo de sobra para aplicar un nuevo protocolo”, dice.

Josep Enric Llebot, secretario de Medi Ambient, declaró que estas medidas se retrasarán hasta el 2016 porque su aplicación dependen de los municipios y que hay muchos obstáculos. Por ejemplo, ¿cómo se hace gratis el transporte?, ¿bajando las barreras/tornos?, ¿en qué paradas se aplica el descuento para quienes entran en la ciudad? Todas estas soluciones están pendientes de que se cree la nueva tarjeta de movilidad (que suplirá a las actuales T-10 y demás abonos). El Govern pretende demostrar a la UE que se toma medidas en un momento en que hay dos expedientes en curso por exceso de polución en área de Barcelona.

El Ayuntamiento pidió que se tuvieran en cuenta las siguientes recomendaciones:
1) Intentar no utilizar el vehículo privado. 2) Detener el motor del coche cuando esté parado o si se encuentra en un atasco. 3) Conducir con suavidad y no utilizar la climatización inútilmente. 4) Compartir vehículo para los traslados diarios, en la medida del posible.5) Utilizar medios de transporte más sostenibles (bicicleta, transporte público o andar). 6) Mantener la temperatura en casa y en la oficina a 20ºC 7) Limitar el ejercicio al aire libre a las horas en que los niveles de contaminación son inferiores (fuera de las horas punta).

Leer más: http://www.lavanguardia.com/natural/20150112/54423256706/contaminacion-barcelona.html#ixzz3Ojey0Pkd
Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

You must be logged in to post a comment.