Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Sant Andreu apuesta por preservar su casco histórico

El distrito aprueba una modificación del Pla General Metropolità de 1976 que supone la desafectación de 240 viviendas. El proyecto, pendiente ahora de las alegaciones, aumenta un 20% la zona calificada como verde

LUIS BENAVIDES
BARCELONA

Mantener y potenciar la identidad del barrio de Sant Andreu, pero también salvaguardar la zona histórica y crear nuevos ejes cívicos para los peatones. Estos son los motivos que han llevado al distrito de Sant Andreu a aprobar la Modificació del Pla General Metropolità (MPGM). La propuesta fue presentada a los vecinos la semana pasada en el Consell Ciutadà.

La calle Gran de Sant Andreu, eje central de este barrio, a la altura de la plaza del Comerç.La calle Gran de Sant Andreu, eje central de este barrio, a la altura de la plaza del Comerç. JOAN CORTADELLAS

Entre otras muchas cosas, esta modificación supone la desafectación de más de 240 viviendas, del total de 300 afectadas según el plan original, de 1976. «Las desafectaciones responden a una voluntad de conservar la esencia de un pueblo como Sant Andreu. Pero al mismo tiempo, queremos que el plan sea compatible con la modernización», cuenta Raimond Blasi, concejal del distrito de Sant Andreu, quien recuerda que esta modificación ha contado con los votos a favor de CiU, ICV-EUiA y UpB, y la complicidad del PSC y PP al «abstenerse en positivo» a la espera de los ajustes que se hagan en el periodo de tres meses de exposición pública de esta modificación.

La riera de Sant Andreu, en el centro histórico del distrito, ayer.

La riera de Sant Andreu, en el centro histórico del distrito, ayer. JOAN CORTADELLAS

EJES CÍVICOS // La MPGM contempla la creación de dos nuevos ejes cívicos, uno longitudinal y otro transversal. El primero supone la reconversión de las calles de Irlanda, Pare Secchi y Bascònia en un eje que enlazaría diferentes espacios públicos; mientras el segundo uniría la Meridiana y equipamientos como Can Dragó con la biblioteca Can Fabra y el complejo Fabra i Coats.

El plan aprobado aumenta además en un 20% la superficie calificada como zona verde y pretende calificar de «núcleo antiguo» la mayor parte de las manzanas que componen el ámbito del plan, así como proteger las edificaciones y conjuntos con valor más relevantes, según informan fuentes municipales. Para la ejecución del conjunto de actuaciones programadas se prevén unos plazos generales de 10 años, en dos quinquenios, y un presupuesto global de 21.653.038 euros.

PRESENTACIÓN PÚBLICA // El pasado 17 de enero se presentaron estas modificaciones en una abarrotada sala de actos de la biblioteca Can Fabra en un acto que duró más de dos horas. «Desde el ayuntamiento consideramos oportuna una explicación de los diferentes ejes de actuación, y organizar un Consell Ciutadà abierto a todo el mundo nos pareció la mejor opción», explica Blasi. El concejal tomó nota de las propuestas y también de las quejas presentadas por los afectados.

La Associació de Veïns Sant Andreu de Palomar, que se ha reunido durante más de un año con el distrito para estudiar las modificaciones, sostiene en un comunicado que celebra las desafectaciones anunciadas, pero discrepa con las que quedan. «Podemos entender que se mantengan cuando se trata de un interés general irrenunciable, de una finca en ruina o de un solar, pero pensamos que no es el caso de la mayoría de las afectaciones que se mantienen», subraya la entidad vecinal.

«Algunos vecinos y entidades no quieren ninguna afectación, pero creemos que eso no es defender el casco antiguo», añade el concejal en referencia a la crispación que hay en algunos sectores por las 60 viviendas afectadas. «Los vecinos que estén en desacuerdo pueden presentar alegaciones y revisaremos caso a caso. Cualquier mejora será bienvenida», destaca el regidor. La aprobación definitiva está prevista en noviembre del 2012.

El Periodico.com
26-01-2012

You must be logged in to post a comment.