Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Ensenyament cita a los sindicatos para pactar los recortes

Sindicatos y oposición creen que se sacrificará la sexta hora diaria en algunas zonas
Rigau afirma que su intención es que las medidas de ahorro permitan mantener la plantilla

Jordi Casabella
Barcelona
La Conselleria d’Ensenya-ment anunció ayer que citará a comienzos de la próxima semana a los sindicatos para «presentarles la propuesta de plantilla docente para el curso 2011-2012», que incluirá «distintas medidas en materia de personal docente no universitario para afrontar la actual situación de crisis económica» y que reflejará la intención de «mantener la plantilla actual».

El comunicado apareció colgado en la web de la conselleria horas después de que EL PERIÓDICO publicara que el departamento que dirige Irene Rigau barajaba la posibilidad de ampliar la jornada lectiva del profesorado, una supresión parcial de la sexta hora diaria de clase en los centros públicos y el pago de horas extras voluntarias a los enseñantes que lo acepten. De optar por la ampliación del horario en que el profesorado permanece en el interior del aula de las 23 horas actuales en primaria a 25 y de 18 a 21 en secundaria, la medida podría llegar a afectar a más de la mitad del colectivo actual de interinos, del que forman parte unos 9.000 maestros y profesores, el 13% del personal docente de Ensenyament.

La consellera Rigau avanzó a este diario que las decisiones se adoptaran «con discreción y trabajo interno», en alusión a las negociaciones que quiere entablar con los representantes de los docentes. «Las cosas no van a quedar igual», admitió, «pero dentro del contexto económico existente, la educación se mantendrá como una prioridad», aseguró.AUMENTO DE ALUMNOS / Al margen de los recortes complementarios que se le exijan, Rigau tiene que lidiar de inmediato con la necesidad de contar con un millar de docentes para atender a los 15.000 alumnos como mínimo que en septiembre, al inicio del próximo curso, está previsto que se añadan al sistema educativo no universitario, que cuenta con más de 1,2 millones de matriculados. Nadie cuestiona a estas alturas que la Conselleria d’Economia no autorizará nuevas contrataciones.

La mayor parte de los representantes de las fuerzas políticas y sindicales consultados ayer indicaron que veían más factible que Rigau se inclinase por eliminar la sexta hora de clase diaria introducida por el tripartito, cuya necesidad ha puesto en cuarentena, en aquellas zonas de la geografía catalana en las que se registran los índices más bajos de fracaso escolar. Un ajuste de personal de esas características le permitiría disponer de unos pocos centenares de maestros para destinarlos al crecimiento de la demanda.

LOS SINDICATOS PIDEN MÁS EMPLEO / La portavoz del sindicato USTEC, Rosa Canyadell, que se ha mostrado muy beligerante con la sexta hora, aprobó que se elimine, pero reclamó que el profesorado se mantenga en los centros «para atender al alumno con más dificultades». «No son de recibo más recortes. Si hay más alumnos, se necesitarán más profesores. La salida de la crisis pasa por crear empleo», añadió.

La secretaria general de la federación de enseñanza de CCOO, Montserrat Ros, puso el acento en «el déficit más cuantitativo que cualitativo» del sistema educativo. «Falta profesorado y será necesario contratar mucho más en los próximos cursos ante el repunte demográfico de los últimos años», concluyó. Ros alertó además de los efectos contraproducentes de las políticas restrictivas de personal, argumentando que en el 2009, cuando el exonseller Mara-gall las puso en marcha, «aumentaron las bajas laborales a consecuencia de la presión».

Desde las filas de la oposición, el diputado socialista Daniel Font reclamó un ajuste «que no sea lineal ni indiscriminado», aunque valoró que Rigau «se preste al diálogo y no se haya cuadrado». La parlamentaria de ICV Dolors Camats acusó a CiU de «estar preparando el terreno» para favorecer a la concertada. «Si en los próximos años falta profesorado en la secundaria, se podrá concertar el bachillerato». Y la diputada de CiU Neus Munté consideró que el objetivo de mantener la plantilla expresado ayer por la conselleria «aporta tranquilidad» a la negociación.

MAS INFORMACIÓN

  • Preservar la calidad de la enseñanza
  • «Empecé a notar la caída del trabajo hace dos años»
  • «No sé dónde daré clases el año que viene, si las doy»
  • El Periódico.com
    5-04-2011

    You must be logged in to post a comment.