Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Subidas de precios y recortes sociales para recibir el nuevo año

Suben la luz, el gas, los transportes, y desaparecen ayudas a la vivienda, el cheque bebé o la prestación de 426 euros para parados de larga duración.

Madrid. (EFE).- El año 2011 comenzará con mal pie para los ciudadanos, que deberán afrontar subidas de precios en productos y servicios básicos como la luz, el gas o los transportes, en tanto que verán recortados beneficios como la desgravación por vivienda, el cheque bebé o la ayuda de 426 euros a parados sin prestaciones.

La factura energética de los hogares y pymes acogidos a tarifas reguladas (denominadas TUR), 17 millones en el caso de la luz y cerca de 7 en el del gas natural, se encarecerá considerablemente a comienzos del año.

Así, la luz subirá una media del 9,8 %, y el gas natural se encarecerá un 3,9 %, lo que para un usuario medio que use el gas para el agua caliente y la calefacción y disponga de tarifa eléctrica sin discriminación horaria supondrá un sobrecoste de 4,86 euros al mes o 58,32 euros al año, importe que la organización de usuarios Facua estima en más de 81 euros sólo para la electricidad.

La bombona de butano, que aún utilizan 8 millones de viviendas, las más desfavorecidas, pasará a costar 13,19 euros, el 3,13 % más que al cierre de 2010 y 2,5 euros más que a finales de 2009.Los conductores afrontarán la cuesta de enero con el litro de gasolina de 95 octanos en unos 1,24 euros de media, rozando su máximo histórico y un 13 % más caro que a comienzos de 2010, y con el litro de diesel a 1,16 euros, el 18 % más.

Así, llenar el depósito de un coche con capacidad para 55 litros de gasolina cuesta unos 68 euros y el “lleno” de gasóleo de automoción casi 64 euros, 8 y 6 euros más, respectivamente.

En las autopistas dependientes de Fomento, los peajes subirán en entre el 1,16 y el 1,64 %, excepto en las autopistas Villalba-Adanero (AP-6), cuya tarifa sube el 3,13 %, y en la R-3 (Madrid-Arganda del Rey) y R-5 (Madrid-Navalcarnero), donde las tarifas punta se encarecen un 3,43 %.

Los ciudadanos que opten por viajar en tren pagarán el 2,3 % más por los billetes de AVE y larga distancia, el 3,1 % más por los de cercanías y media distancia convencional, y el 4,8 % más por los de media distancia en alta velocidad.
En el caso del avión, las tasas aeroportuarias subirán en el conjunto de los 47 aeropuertos españoles una media del 3,9 %, a pesar de que bajan en 33 aeródromos.

Enviar una carta también costará más, concretamente entre un 3 y un 11 %, en el caso de los envíos nacionales, y entre un 1,6 y un 2,6 %, en el de los internacionales.

En cuanto a las grandes ciudades, en Madrid subirán las tarifas del agua un 2,3 %, en tanto que la Comunidad ha decidido congelar las tarifas de los billetes sencillos y de los abonos de transporte para la tercera edad y los discapacitados e incrementar el resto en la cuantía del IPC.

En Barcelona, la tarjeta de transporte público T-10 y el billete sencillo de autobús y metro subirán un 3,75 %; mientras que los valencianos no sufrirán aumentos en las tarifas del metro, y los bilbaínos tampoco pagarán más por el autobús urbano o la recogida de basuras, aunque sí lo harán por el metro (que subirá un 3 %).

En el terreno fiscal, 2011 traerá una subida del IRPF para las rentas más altas, con dos nuevos tramos que elevarán este impuesto a 100.000 usuarios (el 0,5 % de los 19,5 millones de los contribuyentes que presentaron la renta de 2009) con rentas superiores a los 120.000 euros al año.

Por contra, las mujeres que tengan un hijo a partir del 1 de enero no cobrarán los 2.500 euros del cheque bebé (que en 2009 recibieron 450.000 familias), y las personas que se compren una casa y ganen más de 24.170,2 euros tampoco podrán acceder a la desgravación por vivienda.

Además, a la hora de contratar una hipoteca, tendrán que hacer frente a la subida del euríbor, que comenzará el año por encima del 1,52 %, lo que frente a diciembre de 2009 supone un encarecimiento de las cuotas mensuales de 20 euros al mes (240 euros al año).

Las pensiones mínimas se incrementarán un 1 %, una circunstancia que beneficiará a 3 millones de personas, mientras que las pensiones contributivas y los sueldos de los funcionarios se congelarán.
El 15 de febrero desaparecerá la ayuda de los 426 euros a desempleados sin ningún tipo de prestación.

La Vanguardia.es
3-01-2011

Comments are closed.