Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Barcelona inyecta la última aportación de arena a sus playas

En el proyecto se han invertido 33 millones de euros en casi veinte años  |  Los 750.000 metros cúbicos de arena son la mayor aportación a la playa desde 1992

 ANTÒNIA JUSTÍCIA
Un total de 750.000 metros cúbicos de arena y 4,5 millones de euros de inversión acabarán estas próximas semanas de configurar las playas de Barcelona. Se trata, junto con la construcción de un dique sumergido en la playa del Bogatell, de las últimas actuaciones que llevará a cabo el Ministerio de Medio Ambiente para estabilizar el litoral barcelonés después que en 1992 se acordara un plan integral de intervención cuyo objetivo principal era conseguir que las playas urbanas no se quedaran sin arena después de cada temporal. Esta última aportación de arena, la más importante desde 1992, permitirá que los bañistas –tres millones anuales, según los últimos datos– dispongan de un tercio más de playa este verano.
La aportación de arena, que comenzó el martes en la playa de la Barceloneta, se está realizando con un barco draga con capacidad para 3.000 metros cúbicos de arena, que realiza a diario seis viajes desde el banco de arena de Premià de Mar –desde donde se está extrayendo la arena– hasta Barcelona. Estos viajes se alargarán hasta finales del mes de junio, lo que conllevará restringir parcialmente el acceso a las playas de la ciudad hasta que finalicen completamente los trabajos.

La teniente de alcalde de Medio Ambiente, Imma Mayol, se felicitaba ayer por haber iniciado ya la última fase de la estabilización de las playas, “lo que nos permitirá respirar y no estar cada año padeciendo”. Y es que la última fase no ha comenzado hasta que no ha habido garantías de que las obras realizadas con anterioridad –el dique sumergido de la playa de la Mar Bella y el dique de la Barceloneta– eran eficaces a la hora de retener la arena y regenerarla tras los temporales. Por ello, Mayol reconocía ayer que el proyecto de estabilización “ha tardado mucho” en finalizarse pero ha aclarado que tanto el Ministerio de Medio Ambiente, que es el responsable, como el Ayuntamiento de Barcelona, han primado “la seguridad” y “la calidad del agua”. Un proyecto financiado íntegramente por el Ministerio y que ha tenido un coste total de 33 millones de euros, entre los cuales se incluyen los 4,5 Millones que cuesta la reposición de arena.

Después de la Barceloneta, la reposición de arena se realizará en Nova Icària, Mar Bella, Nova Mar Bella y Llevant. La actuación en la playa del Bogatell está supeditada a la finalización de las obras del dique sumergido, que llevan un retraso de casi dos meses por culpa de los temporales. Según Mayol, las obras se han visto afectadas por diez temporales, seis de los cuales comportaron la destrucción total de todo lo construido y cada vez se tenía que partir de cero.
La nueva arena de las playas de Barcelona cuesta 4,5 millones de euros
Jesús Sancho

La Vanguardia.es
27 de mayo 2010

You must be logged in to post a comment.