Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

La victoria de Hereu inquieta aún más al PSC

El partido apoyará al alcalde pero lamenta que ¿olvidase¿ su baja valoración ciudadana | Iceta gana adeptos como futuro primer secretario en un PSCque se ve ahora sin rumbo | Cargos socialistas admiten que Montilla no supo hacer renunciar a tiempo al alcalde de Barcelona

Mañana aún puede ser peor. Parece que esta es la máxima que planea sobre el PSC desde unos cuantos meses antes de las elecciones autonómicas, y lo peor el sábado para la cúpula socialista fue la victoria de Jordi Hereu en las primarias de Barcelona. Desasosiego, navegación sin rumbo, eran algunas expresiones que se oían ayer en los análisis de destacados dirigentes socialistas, que admiten que el proceso estuvo mal planteado desde un principio por el primer secretario José Montilla. Actuó tarde, se recuerda, y no pudo forzar a tiempo la renuncia de Hereu.

Si las primarias eran un mal menor para intentar salvar la alcaldía de Barcelona -que ven muy difícil de mantener-, la derrota de Montserrat Tura es un batacazo de doble filo. Primero, porque desde la calle Nicaragua se considera que la ex consellera tenía muchas más opciones para sacar un buen resultado en las municipales. Segundo, porque es evidente que Montilla ha perdido el pulso con Hereu.

No es que la victoria de Tura hubiese solventado todas las cosas, pero por lo menos -se señalapodría haber indicado un cierto despertar. Aunque los análisis y todas las claves de futuro del PSC depende de sus resultados el 22-M, ayer se lamentaba el voto en “clave interna” de los socialistas en Barcelona sin atender a la opinión ciudadana. Sin embargo, también se admitía que los continuos desaires de Montilla a Hereu fomentaron una reacción de inquina y en clave partidista de la federación barcelonesa del PSC.

Pero, ¿todo fue Montilla? Tampoco. Ayer, algunos dirigentes recordaban la cola de alcaldes en la calle Nicaragua que pedía el relevo de Hereu para no verse afectados por el arrastre que siempre produce unas malas expectativas electorales en Barcelona. Sea como sea, el sábado también hubo otra mala noticia para el primer secretario: la derrota de Jordi Menéndez, su jefe de gabinete, en las primarias de Sant Cugat.Para analizar el momento que atraviesa el PSC hay que ir paso a paso y tener en cuenta que los resultados del 22-M en todas las ciudades catalanes decantarán el rumbo del congreso de otoño, en el que Montilla dejará la primera secretaría. Empezando por Barcelona, una derrota contundente de Hereu frente a Xavier Trias debería suponer, según dirigentes socialista, la marcha del alcalde y del primer secretario de la federación barcelonesa, Carles Martí.

Hay matices a la hora de mirara hacia el 22-M. Algunos están profundamente irritados con la obcecación del alcalde por plantear batalla cuando su apoyo ciudadano es muy bajo, creen que el batacazo será monumental y consideran absurda y pasajera la euforia del sábado. Otros estiman que las primarias le dan opciones de cosechar un mejor resultado. Si fuese así, habrá que analizar sus votos en comparación con el conjunto del socialismo en Catalunya, donde peligran otras ciudades importantes como Tarragona. Y a partir de aquí, saber cuál es la fuerza de la federación de Barcelona en el próximo congreso, teniendo en cuenta que el 37% de los militantes votó a Tura.

A partir de hoy mismo, todo el PSC cerrará formalmente filas con Hereu, todos los socialistas se volcarán en la campaña, pero las heridas seguirán allá. Tras la contundente derrota en las elecciones autonómicas y las difíciles expectativas municipales unidas a las primarias barcelonesas, los socialistas consideran que están situados en una especie de tierra de nadie. Montilla sigue ejerciendo de primer secretario e incluso de cara a la preparación del congreso se mueve más, pero hasta el 22-M y en función de los resultados no se empezarán a vislumbrar cuáles pueden ser los futuros liderazgos.

En esta tierra de nadie, el nombre de Miquel Iceta, portavoz del PSC, gana adeptos como posible futuro primer secretario. Su prudente papel en las primarias de Barcelona -donde es millitantele pueden ayudar como persona de equilibrio entre corrientes y federaciones. En principio, y como se sabe, los socialistas elegirán en otoño a su nuevo líder mientras que esperarían un año para designar a su candidato a la Generalitat. Mientras, Tura no habló ayer de sus planes de futuro, pero seguro que las primarias pasan factura.

 

El jefe de campaña se pone al frente

Los socialistas estaban pendiente de las primarias barcelonesas para empezar a lanzar su campaña municipal en toda Catalunya y una vez pasado el envite hoy se pondrán formalmente en marcha. El secretario de organización, José Zaragoza, que vuelve a ser el director de la campaña tras la petición de un buen número de alcaldes, comparecerá en rueda de prensa sin duda para dar apoyo público a Jordi Hereu y para enfatizar que tiene detrás a todo el partido. Pero significará también el inicio de la andadura de los socialistas hacia el 22-M, donde Zaragoza también es responsable de la campaña barcelonesa. Cada muncipio adaptará en función de sus intereses los mensajes que la dirección proponga. El próximo mes de marzo se celebrará la convención municipal, que precisamente dirige Hereu.

La Vanguardia.es
21-02-2011

You must be logged in to post a comment.