Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Los primeros de la clase

Unos 800 niños, de 0 a 3 años, estrenan hoy 10 nuevas guarderías municipales
Uno de los centros tiene ventanas hasta el suelo para que los niños puedan ver el exterior

La gente menuda de ocho distritos estrena su segunda casa. Hoy, oficialmente, empiezan a funcionar 10 nuevas guarderías municipales: dos en Sants-Montjuïc, otras dos en Sant Martí y una en cada uno de los distritos del Eixample, Sarrià-Sant Gervasi, Gràcia, Horta-Guinardó, Sant Andreu y Nou Barris. En total, 792 plazas. Traducido en cifras ha representado una inversión de más de 14 millones de euros.

zoom Los primeros de la clase_MEDIA_2 JOAN PUIG

Edición Impresa

Una muestra de estos equipamientos es la guardería El Fil (Nicaragua, 29), que el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, visitó la semana pasada. El responsable municipal reconoció que «esta escuela es uno de los símbolos de educación de la ciudad» y destacó que «desde siempre hemos apostado por la calidad de los edificios tanto en los grandes como en los pequeños detalles».Luz a raudales

El Fil cumple estos requisitos. Es un luminoso edificio diseñado por el estudio de Arquitectura Batlle i Roig. Situado frente a los Jardines Màlaga, tiene dos volúmenes para poder ganar metros. La luz entra a raudales porque para potenciarla se ha creado una segunda fachada y así se iluminada y se da vida a la parte trasera del centro. Un huerto, un árbol — además de los que hay en los Jardines Màlaga– y plantas aromáticas aportan el toque medioambiental a la guardería.

El árbol que crece entre las paredes de la guardería no está elegido al azar si no pensado y bien pensado. «Hemos optado por plantar un almendro porque es la primera especie que florece y así los niños ven cuando llega la primavera», asegura el arquitecto Enric Batlle. La vegetación también ha sido elegida meticulosamente. Las plantas son aromáticas, y con diferentes texturas, para que si los niños las tocan puedan olerles bien las manos .

Mary Cruz y Jaume han elegido la guardería El Fil para su primer hijo que este año debutará en el mundo escolar. Estos padres primerizos, pendientes de la llegada de su segundo retoño, han mantenido dos entrevistas con el profesorado: la primera fue conjunta con todas las familias y la segunda, a solas con las docentes.

El centro El Fil está hecho de acuerdo a las dimensiones y a los gustos de los niños. Desde la escuela los pequeños ven los Jardines Màlaga porque las ventanas llegan hasta el suelo. Todo está a la altura de sus ojos. La guardería es el reino del color porque «los materiales no tienen porqué ser sosos y aburridos», explica Batlle. Hay seis tonalidades intensas y diferentes, tantas como clases hay: verde, azul, berenjena, rojo, amarillo y naranja. Los colores se han utilizado para catalogar las aulas por edades.

Miércoles, 15 de septiembre del 2010

EL PERIÓDICO / Barcelona

You must be logged in to post a comment.