Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

La acción de los piquetes impide cumplir los servicios mínimos en los Ferrocarrils

Los trabajadores protestan contra un recorte salarial y la imposibilidad de negociar el convenio. Las estaciones de Ferrocarrils permanecerán cerradas desde 930 hasta las 16.00.
Clara Blanchar

Petardos en el café Zurich y olor a pólvora en los andenes de la estación de plaza de Catalunya de Barcelona. Desde las seis y media de la mañana los piquetes han hecho bien visible y ruidosa a bocinazo limpio la huelga de los trabajadores de los Ferrocarrils de la Generalitat en protesta por la negociación de sus condiciones laborales. Pese a que en teoría hay servicios mínimos (del 50% hasta las 9.30 horas), los trenes han salido en cuentagotas desde los andenes de la principal estación de los ferrocatas de la ciudad. La acción de los piquetes en plaza de Catalunya ha impedido cumplir con los servicios mínimos. Un centenar de personas han ido de un andén a otro entrando en los vagones con las bocinas para retrasar la salida de los convoyes. En la estación de Provença, un grupo ha saltado a las vías. Las estaciones de Ferrocarrils permanecerán cerradas hasta las 16.00 horas en que está previsto que se reanuden los servicios mínimos hasta las 20.00 horas.

La Línea del Vallès de Ferrocarrils se ha visto interrumpida esta mañana por la acción de piquetes. Poco después del inicio del servicio, a las 6.30 horas, se ha producido la quema de neumáticos en medio de la vía entre las estaciones de La Floresta y les Planes, lo que ha paralizado durante unos minutos las líneas S1 (Barcelona-Terrassa) y S2 (Barcelona-Sabadell), aunque tras ser retirados los obstáculos los trenes han podido continuar su trayecto.

Los pasajeros, la mayoría al corriente de la convocatoria, se mostraban inquietos por el retraso. “¿Pero no había mínimos?”. En la mano llevaban el papel que Ferrocarrils proporciona a los viajeros para que justifiquen el retraso cuando lleguen al trabajo. Hasta 20 minutos han pasado entre la salida de un tren y el siguiente, muchas veces a destinos donde resulta complicado llegar con otro transporte público. Es el caso de la zona alta de la ciudad, las estaciones que cruzan la sierra de Collserola, o, ya al otro lado, en la comarca del Vallès, la Universidad Autónoma de Barcelona.

Entre los afectados, además de muchos inmigrantes que trabajan de asistentes para familias de la zona alta, están los alumnos de escuelas de la avenida del Tibidabo (donde también hay facultades de la Blanquerna) o de Vallvidrera o Sant Joan, al lado de Sant Cugat. En el caso de las escuelas públicas, como Vil.la Joana, una escuela de educación especial cuyos alumnos se desplazan habitualmente en un tren especial, el Consorcio de Educación ha puesto a su servicio un autobús lanzadera que tiene previsto salir desde la plaza de Catalunya.Los trabajadores también han hecho visible su protesta a las puertas de la estación donde han colgado pancartas en las que acusan a la dirección de Ferrocarrils de haberse enriquecido mientras ellos se han bajado el sueldo. “Si trabajar es un derecho, defender el trabajo es una obligación”, reza una pancarta, al lado de otra que alude a un clásico de las consignas contra los recortes: Millet, el saqueador confeso del Palau de la Música. Pasadas las nueve de la mañana, un centenar de trabajadores se ha manifestado por el centro de Barcelona y ha cortado a la circulación la calle Balmes.

La plantilla de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) inició este miércoles a las 22.00 horas una huelga de dos días para denunciar sus condiciones salariales. Los trabajadores de FGC denuncian que la compañía les quiere imponer este año una reducción salarial del 3%, un recorte que se sumaría al que ya padecieron en 2010 como consecuencia del decreto de la Generalitat que afectaba a todos los empleados del sector público autonómico. Y además la negociación colectiva sigue encallada, sin que la empresa proponga un acuerdo ante el temor de que el Departamento de Economía lo anule.

“Somos la única empresa de transporte público que ha sufrido los recortes de la Administración”, señala el presidente del comité de empresa de FGC, Xavier Valverde, de UGT. La imposibilidad de entablar negociaciones llevó a los representantes sindicales a ocupar el pasado viernes por la tarde las dependencias de la Secretaría de Empleo de la Generalitat, de las que fueron desalojados durante la mañana del sábado. Los sindicatos plantean repetir los paros los días 24, 25 y 26 de mayo, y del 12 al 14 de junio.

El País.com
10 de mayo 2012

 

You must be logged in to post a comment.