Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Centenares de médicos y enfermeras cortan la Gran Vía contra los recortes en Sanidad

Han cortado la Gran Vía durante tres cuartos de hora para protestar contra los recortes en Sanidad | Los manifestantes han obligado a interrumpir la negociación entre sindicatos y dirección

Barcelona (Agencias).- Medio millar de personal sanitario ha desalojado el edificio del Institut Català de la Salut (ICS), que previamente han ocupado obligando a suspender la reunión de la mesa sectorial sobre los recortes que se estaba celebrando, que ha tenido que ser aplazada. El edificio está custiodiado en esos momentos por cuatro agentes.

Los gerentes del ICS y los representantes de los cinco sindicatos presentes en la Mesa Sectorial que negocian los nuevos recortes a aplicar antes de final de año han acordado retomar las conversaciones el próximo lunes 3 de octubre a las 16.00 horas.

La nueva cita se ha acordado después de que este jueves se suspendiera la reunión prevista, cuando cerca de 200 sanitarios han irrumpido en la sede de la mayor empresa pública de Catalunya, donde se celebraba el encuentro, para mostrar su rechazo a un recorte previsto de 45 millones de euros en las nóminas de cerca de 40.000 sanitarios.

La Mesa Sectorial, con presencia de Metges de Catalunya, CC.OO., UGT, Satse y Catac-Iac, negocia cómo aplicar un recorte que, de entrada, los profesionales rechazan por tratarse de un nuevo ajuste de sus nóminas, a las que ya se descontó un 5% en junio de 2010.

Después del desalojo, los Mossos han escoltado al gerente del ICS, Joaquim Casanovas, hasta su despacho, donde se ha encerrado después de que algunos de los manifestantes le persiguieran.

Los manifestantes han irrumpido en el ICS

Tras ocupar la sala, los trabajadores se han sentado en el vestíbulo del edificio, donde han desplegado una gran pancarta en la que se lee: “Tu enfermedad perjudica al sistema sanitario. Cuídate solo. Mas y Ruiz”.

En un comunicado, el ICS ha expresado su voluntad de “llegar a un acuerdo con los representantes sindicales”, y que “se están haciendo los contactos necesarios para retomar las negociaciones tan pronto como sea posible”.

En declaraciones a los periodistas, Casanovas ha afirmado que es mejor reanudar “ahora que esta tarde y mejor esta tarde que mañana” las negociaciones.

Casanovas ha criticado la acción de protesta de los sindicatos de esta mañana, al considerar que “es poco útil interrumpir una negociación y dilata la posibilidad de llegar a acuerdos”, y se ha mostrado dispuesto a “trabajar” para alcanzarlos.

Antes del inicio de la reunión, Jesús Frías, representante del sindicato CATAC, miembro de la Mesa de Sanidad y trabajador del Hospital de Can Ruti, ha defendido que “antes de los recortes se tendrían que recortar los cargos públicos, y que digan lo que están cobrando estos cargos”.

“La mala gestión la está padeciendo el usuario, cuando la culpa es de los políticos, que cargan toda la culpa en los trabajadores y en los ciudadanos y están forzando para llevar las listas de espera al límite y que determinadas especialidades y patologías acaben saliendo del catálogo de prestaciones para que los usuarios acaben yendo a la privada”, ha denunciado Frías.

El secretario general de UGT en el hospital de Bellvitge, Agustí Chavarría, ha rechazado totalmente las medidas del ICS y ha propuesto que “retoquen de otros sitios los recursos porque los trabajadores ya han contribuido con una rebaja salarial y un incremento de actividad”.

“Ya se ha recortado suficiente, el futuro no pasa por los recortes, ya se ha llegado al límite y esto puede repercutir en la calidad asistencial”, ha advertido Chavarría.

Silvia Espinosa, secretaria de la mujer de CCOO y delegada sindical del ICS, ha propuesto que el dinero que se quiere descontar en las nóminas del personal sanitario “se considere como un préstamo y que más adelante se nos devuelva”.

También ha pedido “garantías de que no habrá reducción de plantillas, porque reducir un 25% de interinos es una fractura importante del sistema”.

Corte en Gran Vía

Previamente los manifestantes han cortado a las 10 horas la Gran Vía a la altura de la calle Balmes, después de concentrarse media hora antes ante el ICS para protestar contra los nuevos recortes que estudia el Departament de Salut.

En la marcha se han xhibido pancartas con lemas como “Boi Ruiz = enemigo público”, “Atur Mas = más paro”, “Bajaos el sueldo, los políticos malos gestores”, “Por una salud pública de más calidad” o “La sanidad en lucha”.

A las 10 horas estaba previsto que comenzara la segunda reunión entre los responsables de Salut y los afectados para negociar unas medidas que deben permitir ahorrar 45 millones de euros hasta el 31 de diciembre. Hasta el momento, se ha planteado recortar a la mitad la paga extraordinaria de Navidad y trasladar al año que viene el pago de guardias y complementos de los próximos tres meses.

Después de concentrarse ante el Institut Català de la Salut, los manifestantes han comenzado a caminar hasta que han cortado primero la calle Balmes, y después la Gran Vía. A las 10 horas estaban parados en el cruce de las dos calles, justo en medio de la Gran Vía.

Los Mossos d’Esquadra intentaban regular el tráfico desviando los coches, a pesar de que la congestión era considerable. Los atascos se han extendido hasta Plaza Espanya y permanecen los cortes en la C-31 y en el extremo sur de la Gran Vía.

La Vanguardia.com
29-09-2011

You must be logged in to post a comment.