Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

La campaña de setas de este año será menos abundante que la temporada pasada

Se podrían recoger entre 60 y 80 kilos por hectárea (84.000 toneladas en todo Catalunya), mientras que en 2010 se recogieron 110 kg/ha (132.000 toneladas en total)

Barcelona. (Efe).- La campaña de setas de este año, que en algunas comarcas catalanas está a punto de comenzar, será menos abundante que la temporada pasada, según el Centro Tecnológico Forestal de Catalunya (CTFS), cuyos técnicos apuntan que, no obstante, estará por encima de la media de los últimos años.

 El níscalo es una de las setas más comunes en Catalunya Joan Riera Fonts / Moià
De hecho, en algunas comarcas, donde las tormentas de finales de julio y principios de agosto fueron generosas, como en el Ripollés y en otros puntos del Pirineo, ya se pueden encontrar ejemplares de setas, a pesar de que las elevadas temperaturas y el viento de estas últimas semanas podrían paralizar o retrasar su fructificación.

Teniendo en cuenta las predicciones climáticas a largo término, que prevén un otoño un poco más lluvioso, sobre todo en las comarcas del Pirineo y Prepirineo, y un poco más fresco que la media, el CTFS confía en que se puedan recoger entre 60 y 80 kilos de setas por hectárea (84.000 toneladas en todo Catalunya).

Estas cifras están por debajo de la campaña de 2010 (110 kg/ha y 132.000 toneladas en toda Catalunya), aunque por encima de la media de los últimos 16 años (46 kg/ha y 55.200 toneladas globales).

La producción variará en función de la distribución de las lluvias, de cómo sean de espaciadas, y del viento, de manera que no todas las comarcas tendrán la mismas producciones.

Desde la CTFC, Juan Martínez de Aragón, investigador del centro, remarca que las estimaciones se calculan a través de modelos matemáticos de producción de setas obtenidas por muestreos micológicos en parcelas permanentes distribuidas por los bosques catalanes y de información meteorológica recogida en cada una de las parcelas.

Estos modelos tienen en cuenta la variabilidad en la producción de setas que hay entre los diferentes tipos de bosque y la disponibilidad de agua que habrá durante la campaña (septiembre, octubre y noviembre).

Para conocer la disponibilidad de agua, un dato clave para que se cumplan las previsiones de producción, se han basado en las predicciones a largo término obtenidos del National Centers for Environmental Prediction.

La predicción de la producción de cada especie es más difícil de hacer, ya que cada una tiene unos requisitos específicos. En el caso de los rovellons, la variable que más influye son las lluvias de los meses de septiembre y octubre.

Por tanto, su producción dependerá de si llueve o no durante estos meses. Según las predicciones climáticas, en esta campaña se podría producir de 2 a 4 kilos por hectárea, lo que suponen un total de 3.600 toneladas de rovellons en toda Catalunya. 

La vanguardia.com
1-09-2011

You must be logged in to post a comment.