Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Báñez ve en el modelo laboral de bajos salarios “es una estrategia abocada al fracaso”

La ministra de Empleo defiende que ajuste salarial sea sólo coyuntural

Madrid (Europa Press).- La ministra de Empleo, Fátima Báñez, asegura que el actual ajuste salarial que están aplicando las empresas españolas sólo puede ser coyuntural, y avisa de que implantar a largo plazo un modelo de sueldos bajos sólo llevaría al fracaso económico.

Así lo indica en una entrevista publicada en la revista ‘Banca Cooperativa’, de Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (Unacc), recogida por Europa Press. A la pregunta de si la rebaja de costes salariales es la línea por donde tiene que llegar la eficiencia a la economía, Báñez se muestra clara: “La respuesta es un no rotundo. Nadie puede defender que el modelo de España es el de bajos salarios. Es una estrategia abocada al fracaso”.

La responsable de Empleo explica que, tras acumular un largo periodo de crecimientos salariales “muy intensos”, la economía española está realizando un ajuste en estos momentos que califica de “fundamental” para la corrección de importantes desequilibrios estructurales. “Alemania lo hizo en los años anteriores de la crisis y no les va tan mal”, añade.

A renglón seguido, Báñez deja claro que “El Gobierno defiende el ajuste salarial coyuntural, pero su estrategia a largo plazo se basa en las ganancias de competitividad vía incrementos de productividad”. Para ello, ahonda en que el Ejecutivo está implementando medidas para impulsar la competencia en los mercados de bienes y servicios, ha puesto en marcha una reforma laboral que “facilita la gestión más eficiente de los recursos humanos”, también un reforma educativa, y está saneando el sistema financiero para que vuelva a fluir el crédito.

De cara a ese nuevo modelo, la ministra de Empleo también considera “imprescindible” que las universidades se acerquen a las empresas y que la investigación se vincule a actividades productivos. Pero en este punto, Báñez apunta que “el problema es que algunos ven problemas a este enfoque, sin ofrecer alternativas”. “Si deseamos un cambio estructural de nuestro modelo de crecimiento, hay que buscar nuevos equilibrios”, apostilla.

¿Cuándo poner fin a la moderación salarial?

La ministra de Empleo no señala a quienes ven esos problemas en la estrategia del Gobierno, ni tampoco concreta cuándo debería acabar la ‘cuarentena’ de los salarios. Las partes interesadas, los trabajadores, a través de los sindicatos, y los empresarios, tienen por delante la renovación del II Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), que expira al término de 2014, y que recogía desde 2012 un pacto de moderación de salarios y márgenes empresariales.

Para este año, el acuerdo recomienda un incremento medio de los sueldos del 0,6%, al igual que en 2013, año en el que la subida salarial media pactada en los convenios colectivos registrados en 2013 alcanzó el 0,57%, aproximadamente la mitad que en 2012. Los sindicatos critican que los salarios han cumplido escrupulosamente ese pacto, no así algunos sectores empresariales, que ha renunciado a reducir sus márgenes y han ralentizado la moderación del IPC.

Por ello, las centrales mayoritarias UGT y CC.OO. han llamado a iniciar ya una senda de recuperación de los salarios para animar el consumo y apuntalar la salida de la crisis. El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, indicaba este viernes que los sindicatos han trasladado a la CEOE la necesidad de que los salarios empiecen a ganar poder adquisitivo y que de cara a la posible renovación del pacto de convenios (el actual finaliza su vigencia este año), se ha creado un grupo técnico de economistas de ambas partes para analizar cómo están evolucionando los salarios y los otros aspectos incluidos en el acuerdo.

CC.OO. ya ha ofrecido un pacto explícito a la patronal para el empleo y para incrementar los “salarios reales”. Según señala el documento de conclusiones de su último Consejo Confederal a propósito de esta propuesta, “en los sectores y empresas se pueden concretar iniciativas acordes con cada situación en relación con la evolución del empleo, tanto en cuanto a la cantidad como a la calidad del mismo y la relación a establecer con los incrementos salariales, así como las referencias a tomar para la mejora real de los mismos”.

Por su parte, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, indicaba a finales del pasado año que “ojalá” que se puedan “incrementar los salarios de manera importante” en 2015, en línea con una recuperación sólida de la economía, después de admitir que en los últimos años se ha producido un recorte considerable de las cuantías salariales.

la vanguardia.com
10-02-2014

You must be logged in to post a comment.