Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Trias avisa de que metro y bus pueden subir

Financiación de la creciente red del transporte público metropolitano
Desde la oposición rechazó los repetidos aumentos por encima del IPC del tripartito

EL PERIÓDICO
BARCELONA

El transporte público del área metropolitana de Barcelona ha mejorado en extensión y calidad de forma notable en la última década. Con este despegue, centrado en especial en el metro y en la tarifa integrada, también se ha disparado el coste del sistema. La apertura de los primeros tramos de la kilómétrica y automática L-9/L-10 ha incrementado aún más las facturas. Las administraciones, Generalitat, Estado y ayuntamientos, han tenido que aumentar hasta un 288% sus aportaciones y los usuarios, aguantar cada año subidas superiores al IPC. La tendencia sigue y el nuevo alcalde de Barcelona, Xavier Trias, avisó ayer de que la Autoridad Metropolitana del Transporte (ATM), el consorcio que controla el sistema, está en «una situación imposible económicamente» frente a la que solo ve dos soluciones: o las administraciones ponen más dinero o se incrementan las tarifas que pagan los usuarios de metro y bus. En ausencia de una ley de financiación del transporte público, que debería tener rango estatal y que han reclamado diversas fuerzas políticas catalanas en los últimos años, la ATM vive de contratos programa que se negocian por periodos de dos años, con repetidas prórrogas entre ellos. Ahora se está en una de estas prórrogas ya que el último acuerdo fue para el bienio 2009-2010.

El convergente Trias se refirió a esta situación de la ATM en sus declaraciones de ayer a RAC1 y dijo que es necesario aportar soluciones o bien desde las propias instituciones, que es «un sistema de reparto entre todos de los costes», o bien «aumentando el precio», lo que en este caso incide directamente sobre los usuarios del transporte.

NOCHES DE FÚTBOL / El alcalde afirmó que, cada vez que se abre el metro durante las noches en las que se celebra algún partido de fútbol de los dos equipos de la ciudad, la prolongación del servicio «le cuesta al erario público 30.000 euros». En este sentido citó como ejemplo el último encuentro disputado por el Espanyol en su estadio de Cornellà-El Prat. Frente a la evidencia de tales costes, Trias reconoció que «se está estudiando si estas aperturas son rentables».

Los incrementos marcadamente por encima de la inflación aplicados en los últimos años por el tripartito de izquierdas que gobernó la Generalitat (que preside la ATM) a los billetes más usados como la T-10 han levantado duras críticas de los partidos y las entidades sociales. Entre los primeros ha destacado CiU.

El propio Xavier Trias declaró en diciembre del pasado año, con motivo de la última subida del 3,5% en los tres títulos más vendidos (97% del total de viajes de la red) frente a una inflación interanual que se situaba en el 2,3%, que el encarecimiento se debía «a la falta de liderazgo» del anterior alcalde socialista Jordi Hereu. El grupo de CiU también cargó en el 2008 contra «la debilidad» del tripartito de la Generalitat y del bipartito del ayuntamiento barcelonés para lograr del Gobierno central una financiación mejor del transporte metropolitano.

Al hilo de las cuentas del metro y del autobús, Trias se refirió también a la situación financiera del propio ayuntamiento. El nuevo alcalde aseguró que en el consistorio no se ha encontrado, al contrario de lo que había declarado su antecesor Jordi Hereu, «con 300 millones de euros en el cajón para gastar en lo que se quiera». Aunque acto seguido, Trias reconoció que sí ha recibido un ayuntamiento «ordenado» y que no está «en la situación de la Generalitat», en referencia al déficit y a la deuda a corto y largo plazo que el Ejecutivo de Artur Mas asegura repetidamente que ha heredado

El Periodico.com
23-09-2011

You must be logged in to post a comment.