Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Barcelona quiere prohibir que los perros vayan sueltos en la calle

Propone multar a los amos que dejen a su perro solo en casa más de 12 horas o más de tres días en caso de otras mascotas | Aumentarían los pipicans y podrían pasear por la playa en temporada baja | El consistorio destina aproximadamente un millón de euros anual a los centros de acogida

Barcelona. (Agencias).- El Ayuntamiento de Barcelona ha presentado este lunes la primera propuesta de la nueva ordenanza municipal de protección, tenencia y venta de animales, que propone prohibir llevar a los perros sin correa excepto en las zonas especialmente habilitadas para ello. Actualmente, en Barcelona los perros pueden ir sueltos por la calle si sus dueños los tienen bajo control visual y obedecen a sus órdenes.

En rueda de prensa, el concejal de Presidencia y Territorio, Jordi Martí, ha informado de que esta norma quiere evitar atropellos y peleas entre perros, así como facilitar que los dueños recojan sus excrementos. El incumplimiento de la correa obligatoria constituirá una infracción grave de hasta 1.500 euros, el mismo importe que la multa por no recoger de inmediato las deposiciones de la mascota.

Barcelona quiere prohibir que los perros vayan sueltos en la calle

Perros en una plaza de Barcelona, en una imagen de archivo Àlex García / Archivo

La propuesta de ordenanza también prohíbe alimentar a animales en espacios públicos, la tenencia de primates, tener caballos fuera de establos o cuadras, dejar a los animales domésticos solos más de tres días consecutivos -12 horas en caso de los perros-; que se alojen en balcones o espacios inadecuados, la cría en domicilios particulares los collares de fuerza y estrangulación, y tenerlos atados más de dos horas, entre otras medidas.

Más pipicans y acceso a la playa
Si se aprueba la ordenanza, que ahora empieza su trámite, los perros sólo podrán ir sueltos en los aproximadamente 120 pipicans y zonas cerradas dedicadas a su ocio, pero Martí ha asegurado que se aumentará la cifra de estos espacios en coordinación con los distritos. En cuanto a la entrada de perros en las playas, ha recordado que existe una prohibición general en este aspecto, pero ha asegurado que se trabaja para que el alcalde, Xavier Trias, elabore un decreto que permita su presencia en ciertos momentos y cuando no causen molestias.

La ordenanza también contempla el fomento de la accesibilidad de los animales de compañía en el Metro, que siempre podrán acceder excepto en horas punta y cuando se celebren eventos multitudinarios, objetivo por el que TMB ya está trabajando para modificar su reglamento, según Martí.

Aunque en Barcelona hay censados 33.000 animales, el 95% perros, se estima que la cifra es casi tres veces más ya que en el 20% de los hogares hay un animal de compañía, según la encuesta municipal. Martí ha señalado el compromiso político del gobierno para que Barcelona sea una “ciudad amiga de los animales” y ha señalado que en la ciudad “tenemos muchos déficit de convivencia y mucho incivismo”. Jordi Martí ha querido restar importancia a las multas y ha asegurado que el ayuntamiento “sancionará lo sancionable” y “no se dedicará a perseguir”.

Declaración firmada
También propone que las personas que quieran adquirir un animal deban firmar antes una declaración garantizando que nunca han sido sancionadas por maltrato o abandono de animales; vender un animal a alguien que no la firme conllevará una sanción muy grave, de hasta 3.000 euros. Martí ha informado de que el consistorio pedirá a la Generalitat que cree un registro de maltratadores, y también le pedirá que dé apoyo económico a los ayuntamientos que se vean obligados a sacrificar animales de sus centros de acogida por falta de recursos.

“Es un asunto que va más allá de temas económicos”, ha asegurado, y ha revelado que el consistorio destina aproximadamente un millón de euros anual a los centros de acogida, que desde la anterior ordenanza, de 2003, evitan sacrificar a los animales excepto cuando así lo recomienda un veterinario.

Corridas de toros
La nueva ordenanza se reafirma en la prohibición de las corridas de toros en la ciudad, pero además veta las simulaciones de este espectáculo en el caso de que provoque estrés al animal.

Sobre los animales en el circo, mantiene la prohibición de los salvajes, pero añadirá lo que apruebe el Parlament de Catalunya, que debatirá en los próximos meses prohibir cualquier tipo de animal en sus espectáculos.

Rechazo del PP
El gobierno municipal, en minoría, deberá lograr el apoyo de otro grupo político en el Pleno para aprobar la nueva ordenanza. Así, el rechazo expresado este lunes por el líder del Partido Popular barcelonés Alberto Fernández Días cuestiona la viabilidad de la reforma normativa propuesta. 

Fernández ha tachado de “absurda, desproporcionada e imposible de cumplir” la propuesta de ordenanza, aunque ha aprobado la obligación general de llevar los perros atados. Ha puntualizado que debería haber excepciones según el tipo de vía -en zonas peatonales o de aceras anchas-, el tráfico o el momento del día: “Hay que modularlo porque ni todos los barrios ni todos los propietarios son iguales”, según él, y ha asegurado que para algunos perros la medida será una condena porque no todos los barrios tienen pipicans -hay 120 en Barcelona-, y ha ironizado que algunos dueños deberán hacer footing para pasear a su perro atado.

Ha criticado que hay ciertas medidas imposibles de cumplir, como la obligación de sacar al perro cada 12 horas, y se ha preguntado si la Guardia Urbana -que según él debería ocuparse de otros asuntos- medirá la cantidad que orine el perro para determinar cuándo salió por última vez. El líder popular ha remarcado que la multa por no llevar el perro atado será superior a la impuesta por saltarse un control de alcoholemia o un semáforo en rojo. Ha dicho que se ha pasado “de la permisividad a la desproporcionalidad”, y ha destacado que los animales son imprevisibles por lo que el dueño no puede controlar en todos los casos dónde hacen sus necesidades, que hacerlas en fachadas o en mobiliario público implicaría sanción.

Publicado por La Vanguardia.com
3-3-2014

You must be logged in to post a comment.