Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Barcelona saca a concurso las tres primeras guarderías de gestión indirecta

El Ayuntamiento defiende que sus 314 plazas tendrán la calidad de las públicas

    El Ayuntamiento de Barcelona ha abierto el concurso para gestionar las tres primeras guarderías de la capital catalana de gestión indirecta –Caspolino y Jaén, en Gràcia, y Patufets de Navas, en Sant Andreu–, con las que se ganarán 314 plazas para niños de entre cuatro meses y tres años, ha informado el consistorio.Aula, Clase, Alumnos, Guardería, Escuela, Colegio, Niños, Profesor

   Caspolino y Patufets de Navas acogerán a 87 alumnos en seis aulas cada una, mientras que Jaén, 140 en nueve aulas, y son los tres centros para los que al iniciarse este curso las familias se quedaron sin plaza pese a tenerla adjudicada porque aún no estaban construidos.

   El Boletín Oficial de la Provincia (BOPB) ha publicado este miércoles el anuncio de la licitación de su gestión, y cuya concesión durará dos cursos escolares a contar desde el 1 de septiembre, con la posibilidad de prorrogar anualmente hasta dos cursos más.

Foto: EUROPA PRESS

   El presupuesto base de licitación, la cuantía que de entrada el Ayuntamiento calcula destinar para sufragar el coste de la gestión durante dos años, se eleva a 429.454 euros divididos en tres lotes: 155.202 de Patufets de Navas, 127.318 de Caspolino y 146.934 de Jaén.

   Los interesados tienen 45 días para presentar ofertas y, según el pliego de condiciones, estas escuelas mantendrán en todo momento el carácter de servicio público municipal, prestado en régimen de gestión indirecta mediante la concesión administrativa del servicio.

   El Ayuntamiento, a través del Instituto Municipal de Educación (Imeb), velará para que el servicio se preste con el mismo nivel de calidad educativa que el resto de escuelas de la red municipal y supervisará permanentemente su organización y funcionamiento.

   Este nuevo sistema de gestión, que el Gobierno municipal de CiU plantea ahora como prueba piloto, ha levantado polémica entre quienes defienden una escuela pública de calidad, y lo ha rechazado la Plataforma 0-3, a la que se han adherido PSC, ICV-EUiA y UpB.

   Sin embargo, el Ayuntamiento está convencido de que no se perderá calidad, y la gestión de las tres guarderías sólo se ofrecerá a entidades que garanticen dar un servicio público, afirmó en febrero en una entrevista de Europa Press el concejal de Educación, Gerard Ardanuy, y concluyó: “Los ciudadanos no notarán ninguna diferencia de calidad del servicio”.

HORARIOS AMPLIADOS

   Entre las novedades de estos centros figura la mejora de la conciliación laboral y familiar, pues ampliarán los meses que estarán abiertos y sus horarios, de forma que ofrecerán sus servicios desde principios de septiembre hasta finales de julio, y se prevén menos días de cierre por Navidad y Semana Santa.

   El horario se ampliará para las familias que lo deseen, de forma que se mantendrán de lunes a viernes de 8 a 12 horas y de 15 a 17, al mediodía habrá servicio de comedor –cuyos platos deberán cocinarse siguiendo los estándares que el Ayuntamiento mantiene para sus centros–, y se dará una cobertura extra de 17 a 19.

   El consistorio también marca el personal mínimo de las escuelas, que deberá tener experiencia, y cuáles son las consideraciones pedagógicas a tener en cuenta, como elaborar un Plan Anual del Centro (PAC) aprobado por el Imeb y un Proyecto Educativo del Centro (PEC).

BARCELONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

You must be logged in to post a comment.