Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Decomisan 735 kilos de alimentos caducados en tiendas de Barcelona

Encuentran alimentos almacenados en lavabos y neveras apagadas durante la noche

La Guardia Urbana, junto a técnicos de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), ha inspeccionado 57 tiendas de barrio de Barcelona en las que ha detectado 237 infracciones, ha decomisado y destruido 735 kilos de alimentos en mal estado, y ha identificado a 72 personas.

   En declaraciones a los medios, el intendente portavoz de la policía barcelonesa, Carles Reyner, ha explicado que en esta operación, la primera realizada en los 10 distritos de la ciudad y que prevén que se repita, han inspeccionado tiendas de barrio de las que sabían que podían estar incumpliendo algunas normativas, ya que se habían recibido denuncias o avisos. 

Alimentos Intervenidos En La Operación De La Guardia Urbana El objetivo principal ha sido “garantizar que la gente compre alimentos en condiciones”, por lo que han revisado las condiciones higiénicas y sanitarias, la seguridad, y también que tuvieran toda la documentación y licencias en regla.

   Por distritos, se han hecho nueve inspecciones en Gràcia, nueve en Sants-Montjuïc, ocho en Sant Andreu, ocho en Eixample, siete en Horta, cinco en Sant Martí y cinco en Nou Barris, tres en Ciutat Vella, dos en Les Corts y una en Sarrià-Sant Gervasi.

                                                                                                                                   Foto: GUARDIA URBANA

La Urbana ha levantado las actas de inspección y denuncias correspondientes a los establecimientos infractores y las ha tramitado al Instituto de Seguridad Alimentaria de la ASPB, y en algunos casos se deberá regresar para ver si se han subsanado las irregularidades.

   De la operativa que tuvo lugar a finales de 2011 en comercios de Gràcia, en que decomisaron 100 kilos de alimentos caducados, tan solo un establecimiento ha reincidido, ha concretado el intendente.

   En la campaña han detectado infracciones como la venta de alimentos no aptos para el consumo, que la actividad desarrollada no se ajustaba a la clasificación del comercio y a la licencia otorgada, y la no señalización en lugar perfectamente visible la prohibición de vender alcohol a menores.

CADUCADOS O SIN FRÍO

   Los productos intervenidos se encontraban en situación de caducidad, envase inadecuado, mal estado de conservación o no respetar la cadena del frío o el estado de congelación necesario, y se han decomisado productos lácteos, pan precongelado, pescado y carne mal envasada, platos precocinados, arroz y pasta.

   En algunos casos, según Reyner, se encontraron con que los alimentos estaban almacenados de cualquier manera dentro de los lavabos o en el suelo, y también que cerraban la luz por la noche, con lo que las neveras quedaban inutilizadas.

   También se han detectado casos de muy mala higiene en los locales, que tenían mezclados los productos alimentarios con otros de limpieza o tóxicos.

   En ningún caso han encontrado insectos en los locales, ha precisado el intendente, si bien sí ha habido locales que no contaban con los certificados de desinsectación.

   Las sanciones por incumplir la normativa de seguridad alimentaria pueden oscilar entre los 600 y los 600.000 euros en función de si la infracción es leve, grave o muy grave

BARCELONA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

You must be logged in to post a comment.