Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Encierro en la Maquinista para pedir colegio definitivo

Protesta de familias y docentes durante 24 horas para exigir el solar del nuevo centro

HELENA LÓPEZ
BARCELONA

Siguiendo las optimistas palabras del poeta -aquellas del «tot està per fer i tot és possible», las elegidas por los padres para publicitar la acción- la comunidad educativa -familias, maestros y alumnos- de la escuela La Maquinista, en Sant Andreu, inició a las cinco de la tarde de ayer un encierro de 24 horas en el centro. ¿El objetivo? Exigir una solución por parte de la Administración a su acuciante problema de espacio. El curso próximo serán 250 alumnos, los barracones ya tienen dos pisos, y en el terreno actual no hay espacio físico para instalar un nuevo módulo

La preocupación, pues, es doble. Por un lado, el asunto inmediato: no tienen espacio físico para acoger a los 50 nuevos alumnos que llegarán el nuevo curso, y por el otro, el de fondo: tampoco cuentan con un solar definitivo donde levantar la escuela de verdad. La de ladrillos. «Vimos que manifestándonos cada jueves en la plaza de Orfila no nos hacían caso, así que hemos decidido ir más allá en la protesta y encerrarnos en la escuela», explica Cristina, madre de Érica, de cuatro años y Laura, de seis, ambas alumnas del centro.

Unos padres ponen tiendas en el patio de La Maquinista, ayer por la tarde, y preparan su acampada particular.

Unos padres ponen tiendas en el patio de La Maquinista, ayer por la tarde, y preparan su acampada particula. JULIA CARBO

COHESIONAR / Con el cambio de estrategia, los miembros del ampa, los impulsores del encierro, buscan también «cohesionar a las familias» para consolidar el proyecto educativo -con el que están encantados- y para tener más fuerza en las (justas) reivindicaciones. Con ese objetivo, en las 24 horas del encierro, -hasta las cinco de la tarde de hoy- tienen previstas, además de talleres de adultos y niños (danza-terapia, elaboración de jabón, maquillaje infantil e iniciación a la capoeira, entre otros) asambleas para «reorientar la lucha». Una suerte de 15-M escolar.

Los padres subrayan que el problema no es «en absoluto» el proyecto educativo, sino los equipamientos. Cuando nació el centro, hace cuatro años, los niños tenían solo tres, e «iban haciendo», pero ahora son mayores y echan en falta instalaciones como una pista de baloncesto o una biblioteca. Fuentes del distrito dicen estar trabajando por encontrar una solución «pronto».

El Periodico.com
28-01-2012

You must be logged in to post a comment.