Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Hacienda inspecciona la venta de pescado en Mercabarna

Los funcionarios registran desde esta mañana a veinte sociedades mayoristas por ventas en negro

Piergiorgio M. Sandri Piergiorgio M. Sandri

Barcelona

“Han llegado un poco por sorpresa”, explican desde Mercabarna. Un grupo de funcionarios de Agencia tributaria desde esta madrugada están inspeccionando a una veintena sociedades mayoristas de venta de pescado que operan en el mercado barcelonés, en una operación que ha sido bautizada White.

Por otra parte, diversos indicios permiten afirmar que “era habitual el manejo de grandes cantidades en efectivo por parte de los responsables de las sociedades afectadas por esta investigación”, así como “la insuficiente documentación de los justificantes de venta que los mayoristas ofrecían en sus operaciones con clientes”. 

Hacienda inspecciona la venta de pescado en Mercabarna

Imagen del mercado central de pescado de Mercabarna Mercabarna

Paralelamente a las actuaciones en los puestos de venta y oficinas de las sociedades, la Agencia ha iniciado actuaciones inspectoras sobre siete personas físicas vinculadas a algunas de las mencionadas sociedades. El Gremi de Peixaters no quiso comentar la noticia. Forman parte de este gremio, según Mercabarna, cerca de 80 empresas.

El operativo en estos momentos sigue en curso. Las actuaciones son de carácter administrativo y no han supuesto detenciones.

Los técnicos estiman que el 30% de las ventas podrían haberse hecho “en negro”, es decir sin declarar. Esto habría sido posible gracias a un programa informático que permitía ocultar parte de las transacciones. En concreto, Los datos sobre ventas se introducían en el servidor informático de cada una de las sociedades a través de pantallas táctiles situadas en los puestos.

El sistema utilizado por las sociedades inspeccionadas identificaba con una serie de códigos concretos aquellas ventas que se ocultaban en la contabilidad y en las correspondientes declaraciones tributarias de las empresas.

Estas sociedades inspeccionadas declararon una facturación de 300 millones de euros el año pasado. Las sociedades contaban con unos márgenes netos de beneficios sobre el volumen de ventas anormalmente bajos, que en raras ocasiones superaban el 1,5%, lo que despertó algunas sospechas.

Por otra parte, diversos indicios permiten afirmar que “era habitual el manejo de grandes cantidades en efectivo por parte de los responsables de las sociedades afectadas por esta investigación”, así como “la insuficiente documentación de los justificantes de venta que los mayoristas ofrecían en sus operaciones con clientes”.

Publicado en La Vanguardia. com
10-03-2015

You must be logged in to post a comment.