Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

La sede de Hacienda de Sant Andreu podría ser para la UOC

El ayuntamiento, dueño del inmueble, todavía no ha cerrado el acuerdo pero la institución universitaria cumple los requisitos
Colau comprará el edificio de Hacienda de Sant Andreu

El edificio que el Ayuntamiento de Barcelona adquirió a finales de septiembre en la calle Gran de Sant Andreu, la antigua delegación de Hacienda, tiene muchos números de acabar en manos de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

El Ayuntamiento de Barcelona, que pagó un millón de euros por el inmueble, ve con buenos ojos la posibilidad de cerrar un acuerdo con el centro universitario aunque, fuentes municipales, insisten en que “todavía no hay nada cerrado”. El distrito tenía en mente un equipamiento educativo, de manera que la UOC encaja a la perfección. El objetivo del actual equipo de Gobierno es volver a darle vida a un edificio que actualmente está abandonado e intentar dinamizar la zona, algo que ayudaría también a los comercios del entorno.

Fachada del edificio que adquirió el ayuntamiento de Barcelona. / Albert Garcia

El edificio, que tiene una superficie de 1.500 metros cuadrados, limita por detrás con la Fabra i Coats, el antiguo complejo fabril convertido en un polo cultural. En pocos años, la Fabra i Coats ha sido capaz de situar el barrio obrero de Sant Andreu en el mapa barcelonés. La presencia de la UOC daría más fuerza al proyecto de la Fabra i Coats.

El director de Relaciones Institucionales de la UOC, Josep Maria Oliveras, explicó que, a pesar de ser una universidad que centra toda su docencia en la red (es una de las principales universidades a distancia) tienen también mucha presencia en el territorio. En Barcelona estan en la avenida del Tibidabo y en la Rambla del Poblenou, pero también tienen presencia en el Parque Mediterráneo Tecnológico de Castelldefels e incluso fuera de Cataluña.

“Uno de los objetivos de la universidad es la transferencia del conocimiento” explicó Oliveras y añadió: “Nosotros trasladamos el conocimiento de la red al territorio”. Entre otras actividades, la UOC aprovecha esta presencia para organizar charlas y mesas redondas.Oliveras, que también es uno de los responsables de buscar nuevas ubicaciones para la UOC, se enteró ayer de que el Ayuntamiento de Barcelona planea un acuerdo con ellos a partir de la llamada de EL PAÍS.

El presidente de la Asociación de Vecinos de Sant Andreu, Santi Serra, aseguró que se trata de “una muy buena noticia” para el barrio.

El ayuntamiento quiere aprovechar la nueva vida del histórico edificio, que llegó a ser parte de la antigua fábrica de hiladuras, para solucionar también la conexión de la calle Gran de Sant Andreu con la Fabra i Coats, ya que actualmente no hay ningún acceso desde la principal arteria del barrio.

El dinero para comprar el inmueble a Hacienda proviene de los 96 millones de superávit que se encontró el nuevo equipo de Gobierno y que se han destinado, principalmente, a ayudas sociales.

You must be logged in to post a comment.