Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Las obras ocupan los 3,8 km del corredor Sagrera-Sant Andreu

Los túneles del AVE, que debe pasar en el 2012, Rodalies y los coches llegan a Prim
El gran agujero de la macroestación se ha abierto hasta la mitad de sus 40 metros
RAMON COMORERA
BARCELONA
Es ahora, en pleno parón de las inversiones públicas, el mayor proyecto en ejecución en Barcelona. Con los trabajos de la también gigantesca
L-9/L-10 del metro paralizados en el tramo central y ralentizadas en el resto, los cuatro kilómetros del corredor ferroviario Sagrera-Sant Andreu, a los que se añaden los cinco del túnel recién abierto hasta Sants bajo el Eixample, están todos patas arriba. En este largo sector entre el puente de Bac de Roda y el nudo de la Trinitat se desarrollan tres proyectos distintos: la macroestación del AVE, Rodalies y autobuses (la del metro situada al lado ya tiene la estructura hecha); el cubrimiento de las vías en todo el espacio para crear encima un parque lineal; y la construcción de la nueva estación de Sant Andreu Comtal.
En este contexto, la presión sobre las excavaciones de la villa romana destapada en la zona norte de la futura estación terminal es enorme. Los responsables de Adif aseguran que en las obras de los accesos de la estación se están cumpliendo los plazos, pero en cualquier caso no hay tiempo que perder si los trenes de alta velocidad que ahora acaban su recorrido en Sants deben seguir hasta Francia y Europa en el 2012, como prevé el Ministerio de Fomento desde el último aplazamiento de este enlace decidido en el 2007.
La macroestación ya perdió el tren del próximo año hace tiempo a causa de los graves problemas de financiación que aparecieron, al estallar la burbuja inmobiliaria, para financiar unas obras caras basadas en buena parte en plusvalías y aprovechamientos urbanísticos. Con los trabajos de la estructura en ejecución con un coste de 366 millones todavía queda por adjudicar la arquitectura interior, otra realización de gran calado. La finalización de la terminal puede situarse, si la inversión pendiente no sufre otros retrasos, más allá del 2016.
PUENTE PROVISIONAL / Después de un inicio al ralentí en el 2010, las obras de la estación son ahora intensas y bien visibles. El inmenso agujero de 500 metros de largo, 100 de ancho y 40 de profundidad donde se ubicará la caja de hormigón está ya a medio excavar entre los puentes de Bac de Roda y del Treball Digne. Cerca de su cabecera norte, y al lado de la todavía visible villa romana, aunque fuera del recinto ferroviario, se trabaja ahora a destajo. Es preciso acabar en los próximos meses el tramo de la cobertura que se utilizará como puente provisional en lugar del del Treball
Digne que ha de ser derribado.
El enlace de este paso superior sobre los raíles con uno de los viales segregados para vehículos, el del lado mar, que conectarán el nudo de la Trinitat, la estación y las calles de Mallorca y València a lo largo de todo el corredor, es el que mete prisa a las excavaciones arqueológicas.
ABANICO DE TÚNELES / La construcción de los diversos túneles en paralelo para cubrir los dos tipos de trazados ferroviarios, el de ancho convencional en uso por trenes de Rodalies y Regional y el de alta velocidad del AVE aún por instalar, avanza igualmente con rapidez. Las galerías iniciadas donde se ejecutan las obras de la nueva estación de Sant Andreu Comtal llegan ya a la altura del Triangle Ferroviari y la rambla de Prim. Son casi 800 metros de túneles avanzados. De aquí hasta el enlace con el norte de la macroestación quedan 700 metros, igualmente llenos estos días de maquinaria.
El Periódico.com
0136-09-2011

You must be logged in to post a comment.