Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Los Mossos ensayan el blindaje para la reunión del BCE en Barcelona

Identificaciones y cacheos para evitar altercados en la marcha alternativa del 1.º de Mayo

Los Mossos d’Esquadra ensayaron ayer por la tarde en Barcelona algunas de las pautas de trabajo que seguirán en la capital catalana durante la celebración de la cumbre del Banco Central Europeo, cuyos actos empezarán hoy y culminarán el viernes. La manifestación de colectivos alternativos con motivo del Primero de Mayo, que empezó sobre las 18 horas, vio todo su recorrido blindado por equipos antidisturbios. Previamente, agentes policiales llevaron a cabo decenas de identificaciones de quienes accedían a la zona de la marcha y registraron mochilas y bolsas de mano para comprobar que no portaban material peligroso.

Aunque no se produjeron altercados, los Mossos d’Esquadra informaron anoche de que durante la manifestación se llevaron a cabo cuatro detenciones. Una de ellas fue por un asunto de drogas y las otras tres, por alteración del orden público. Algunas de ellas se produjeron durante las maniobras de cacheo que realizaban agentes de uniforme y de paisano en los aledaños de la plaza Universitat, donde daba comienzo la marcha. No se podía acceder a ella por ningún lugar sin encontrarse con uno de estos puntos de control. En ellos, se requisó gran cantidad de material, como máscaras antigás, walkie-talkies, palos, martillos y botes de pintura.

Otra de las novedades fue que la comitiva no podía desviarse ni una sola calle del itinerario comunicado. Para evitar tentaciones de los más violentos, en cada bocacalle adyacente había un nutrido equipo de antidisturbios e, incluso, alguno de paisano. Y es que ayer, en algunos casos, resultó mucho más fácil distinguirlos, porque portaban un vistoso y llamativo brazalete en el que se indicaba que el portador era un agente de los Mossos.

La policía autonómica brindó ayer una muestra del grado de implicación de las administraciones en evitar que la alteración del orden público vuelva a ser noticia de primera plana como ocurrió durante la última huelga general del 29-M. La reunión del Banco Central Europeo, cuyos prolegómenos arrancan hoy, ha provocado una alta concentración de miembros de todas las fuerzas de seguridad en Barcelona. Los Mossos d’Esquadra aportan al dispositivo 4.500 agentes y el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil, 3.500. La policía autonómica se encargará de mantener el orden público por toda la ciudad y controlar las posibles manifestaciones que puedan producirse durante la celebración de la reunión. La Guardia Civil cuidará del puerto y del aeropuerto y los policías nacionales custodiarán el hotel donde se celebra la cumbre y el centro de prensa.

La Vanguardia.com
4-05-2012

You must be logged in to post a comment.