Web 2006-2010

Visita la web anterior de la Plataforma.

Enojo ciudadano por un radar que ha cazado a 4.000 infractores

Un radar camuflado se ha convertido en una máquina voraz de sancionar: 8.000 multas en diez meses

Esreve Giralt
Torredembarra

En Torredembarra se ha dado el caso de algunos conductores que al ir a pagar la primera multa de la que le llegó aviso resultó que tenían cuatro sanciones acumuladas, que la factura ascendía a 1.200 euros y que habían perdido 8 puntos de su carnet de conducir. Y todas las sanciones procedían del mismo equipo: un radar móvil camuflado.

Gracias a su acción implacable, seis conductores se han quedado sin puntos y perderán su permiso de conducir. Son denuncias recogidas por la Plataforma d’Afectats pel Radar de Torredembarra (Tarragonès). El colectivo calcula que en lo que va de año la policía local ha impuesto unas 8.000 multas con la utilización de un mismo radar móvil camuflado en algunas de las carreteras que transitan por el término municipal. El número de conductores afectados, muchos acumulan varias infracciones, alcanza los 4.000, según la plataforma.

El gobierno municipal (CiU y PP), aunque asegura que estas cifras son sólo una “deducción”, no da datos oficiales, pero admite que lo sucedido no es normal.

Radar de tráfico en la antigua N- 340 a la altura de Torredembarra Vicenç Llurba

“Hay algo que no se ha hecho correctamente”, reconoce Daniel Massagué (CiU), alcalde de Torredembarra. Massagué asegura que se buscarán “soluciones políticas” al conflicto, aunque advierte que las multas que ya se han impuesto no van a retirarse. El alcalde prefiere no concretar cómo va a solucionarse el conflicto. La plataforma ha encontrado con la ayuda de asesores jurídicos algunas vías por las que se podría tramitar la anulación de las sanciones. El Ayuntamiento ha creado junto a la plataforma una comisión para abordar el asunto.

Entre las principales quejas de los conductores multados, que los agentes no paraban a los coches sancionados y el tiempo que ha transcurrido desde que fueron cazados por el radar, sin saberlo, hasta que ha llegado la multa a su domicilio. Los afectados hablan de una media de 60 a 90 días.

En dos de las vías donde se han impuesto más multas, la antigua T-214, de enlace con la autopista AP-7, y la T-210, la carretera de la Pobla, el límite de velocidad es de 50 km/h. Son carreteras que antiguamente eran vías interurbanas, por las que se podía circular a 90 km/h. Entre las quejas de los afectados está la mala señalización de estas carreteras. El 90% de las multas son por circular entre los 60 y los 80 km/h. En verano funcionó con especial intensidad el radar en la T-212, a la salida del municipio. También se han multado conductores en la antigua N-340.

Por ahora 600 conductores se han adherido a la plataforma con la voluntad de lograr forzar al gobierno municipal a dar marcha atrás. En el Facebook la Plataforma d’Afectats pel Radar ha creado un perfil abierto a todos los que se sientan “estafados”, un punto de encuentro en el que los conductores multados intercambian experiencias. Decenas de conductores que se sienten mal tratados por la administración local han colgado sus quejas. Entre los damnificados, algunos conductores que han acumulado en pocas semanas hasta 1.000 euros en multas por el mismo radar.

Representantes de la plataforma se reunieron este lunes con el alcalde y mañana mismo se ha convocado en el casal municipal de Torredembarra una reunión con los afectados. Tras escuchar al alcalde, algunos son más optimistas, pues Massagué expresó públicamente su intención de encontrar una salida negociada al conflicto.

El gobierno municipal sostiene que la utilización de radares móviles para el control de velocidad en las vías urbanas no es nueva. “No nos ha movido ahora ningún afán recaudatorio”, destaca el alcalde. Massagué recuerda que la situación de las finanzas municipales es buena. “Tenemos afortunadamente la economía local saneada”, apostilla.

La plataforma, asesorada por uno los concejales del Ayuntamiento en la oposición, Lluís Suñé (Alternativa Baix Gaià), destaca la buena predisposición del alcalde a buscar una salida. “Aplaudimos que se haya reconocido el error”, apostilla Suñé.

You must be logged in to post a comment.